El Campus José Torres Gella de Barbastro reúne a más de 200 niños y niñas

Los datos de asistencia están entre las mejores en las últimas dos décadas

El Campus José Torres Gella con 21 años de trayectoria figura entre las referencias más longevas del fútbol aragonés, es posible que la más antigua desde que Julio Salinas impulsó la iniciativa con respaldo de la empresa barbastrense. Este año se han celebrado dos tandas entre los días 2 al 6 y 9 al 14 de junio con novedades, entre ellas el relevo de Julio Salinas por Raúl Regal que fue monitor desde que se incorporó al Campus hace doce años. En los últimos ha colaborado en tareas de coordinación y gestión.

La asistencia de más de 200, entre niños y niñas, está entre las mejores en dos décadas pero la cifra no es casual, se debe al buen cartel del Campus que atienden 26 monitores en horario matinal. Jugar al futbol, aprender y divertirse son objetivos esenciales que se cumplen sin problemas en las instalaciones del Campo Municipal de Deportes. “Manejar esta cifra alta no es fácil, requiere de trabajo, buena organización y equipo de colaboradores bien dispuestos. El grupo de monitores responde muy bien y los resultados son satisfactorios”, explicó Regal.

El incremento notable de asistencia respecto a ediciones recientes se debe “a que las cosas se han hecho bien y nos avala la trayectoria de signo ascendente. Desde el primer año, se han mejorado aspectos y la continuidad se basa en seguir esta línea“. Respecto al enfoque, “es fundamental que estemos a gusto y por encima de todo, están los valores del fútbol y del deporte que se fomentan aquí. El Campus ayuda y colabora en la formación complementaria”.

En los terrenos de juego están Laura Arazo, Belén Lacoma, Julia Pérez, Sara Arroyos, Lucía Bauza, Alberto Solano, Irene Bauza, Aarón Marquina, Cristian Riquelme, Carlos López, Marta López, Quique Rausell, Cristian Alquézar, Bruno Fernández, Emilio Jiménez, Jorge Torres, Vicente Torres, Carlos Renau, Marina Peiret, Adil Campo, Adrián Alquézar, Jorge Bielsa, Borja Arroyos, Dani Irigaray, Alejandro Lacambra e Iker Jordán. Regal elogia el trabajo de Julio Salinas, “a su lado he aprendido mucho y no olvido que llegué de crío hace doce años”.

José Luis Torres, colaborador, reconoce que “el relevo está en buenas manos. A final del año pasado se planteó la posibilidad de realizar un cambio generacional que implicaba nueva dirección, estilos y formas de trabajo. Julio me llamó para seguir un año más antes de dejarlo de forma definitiva y apoyamos al nuevo equipo de trabajo de Regal”. En cuanto al fútbol base, “este campus es un vivero porque el 80% de los jugadores de equipos locales han pasado por aquí. La cifra de 200 es alta para una ciudad como Barbastro y motivo para estar satisfechos”.

Julio Salinas destacó “desde fuera del terreno de juego” la trayectoria del Campus y los buenos resultados del primer año de relevo, “Raúl lo conoce muy bien en diferentes áreas, es entrenador y formador de jugadores del futbol base.Nos queda la satisfacción del trabajo realizado gracias al apoyo que encontramos en la familia Torres para sacar adelante el proyecto. La mirada retrospectiva deja satisfacciones por monitores, jugadores, niños y niñas, además de la confianza de familias. En suma, han sido dos décadas al alza pero lo importante es mirar al futuro con optimismo justificado”.

 

ÁNGEL HUGUET