River Monzón A – Alevin A

Después del inicio de competición de F11 con victoria, muy atrevidos nos presentamos al partido con el Alevín “A” del River, plantee un partido ofensivo para intentar mandar en el partido, sin darnos miedo enfrentarnos al equipo que mejor juego ha desplegado en la competición de F8. Este atrevimiento pronto nos costó ir por debajo en el marcador, a los diez minutos dos errores en la salida de balón supusieron los dos primeros goles del River. Un equipo muy bien trabajado desde sus orígenes en su escuela, como todo el fútbol base de Monzón, dentro del buen nivel general de todos sus jugadores destacan tres chicos que le dan el punto de excelencia que hace que siendo un equipo de poca presencia física jueguen al fútbol maravillosamente bien, y eso sumado al gusto por el buen fútbol de Marcio, su actual entrenador, hace que este equipo Alevín juegue al fútbol con un poso y unos principios de equipo veterano.

Pronto tuvimos que ajustar el planteamiento de inicio para evitar sufrir tanto con su rápida y segura circulación de balón, de nada servía el gran despliegue físico de nuestros dos mediocentros. Pasamos a jugar con un solo punta y pusimos un pivote por delante de los dos centrales, a partir de aquí pudimos empezar a recuperar mas balones en el centro del campo y evitar que ellos finalizaran todos sus ataques. El tres a cero vino antes de terminar la primera parte, un saque en largo defectuoso de nuestro portero que hasta este momento estaba siendo nuestro mejor jugador, propicio que el balón cayera a un jugador contrario a la altura de dos tercios y este con gran autoridad se sacara un derechazo a la primera que entro junto al palo izquierdo.

Llegamos al descanso con victoria local merecida y con la oportunidad de hacer los retoques tácticos que nos permitieran tener mas el balón.

Salimos la segunda parte con el mismo dibujo táctico que habíamos terminado la primera pero con varios cambios de posiciones en los jugadores y con las ideas muy claras por parte de todos de como había que salir a jugar para intentar tener mas el balón, e intentar llegar a portería contraria. Desde el inicio de la segunda parte conseguimos el propósito de tener mas el balón y llegar a sus zonas de riesgo con los balones jugados, bien es verdad que no fuimos capaces de hacer mas que una ocasión clara pero el dominio de balón ya no era monopolio del River y nosotros eramos capaces de salir con solvencia de su presión, el triángulo formado por Yago, Alvaro y Marcos, dio un gran nivel en la circulación de balón, toma de decisiones y despliegue físico. Esta fue la tónica de toda la segunda parte, donde a excepción del cuarto gol de una falta lejana directa, los locales no hicieron ocasiones tan claras como en la primera parte.

Derrota justa pero con una buena segunda parte, que hace que después del partido de hoy, este equipo sea un poco mejor. Me voy contento porque cada uno en su nivel (exceptuando algún caso concreto) todos los jugadores han estado a su máximo nivel. Partido tras partido estamos viendo que los jugadores no solo están a su máximo nivel, sino que en algún caso concreto ese nivel parece no tener techo y partido tras partido alguno supera su propio techo.

Como anécdota contar que por coincidencia de colores, el árbitro nos ha pedido jugar con petos, y como no disponíamos de 11 petos iguales los responsables del River nos han dejado sus petos. Desde aquí darles las gracias y la enhorabuena por lo bien que tratan al fútbol base.